Descubriendo la Patagania

Máxima emoción y riesgo en aguas claras. Montañas de agua y espuma alrededor, el sonido potente y atronador de las caídas que sacuden los sentidos. Kilómetros de emoción por frías aguas de deshielo, pero con la seguridad de contar con un equipo de profesionales entrenados y los instrumentos necesarios para desarrollar esta actividad como Dios manda. Descubra algunas de las actividades que puede realizar en la Patagonia Argentina.

Paseo a caballo

Recorrer el vasto territorio de la Argentina es algo único. El contacto directo con la naturaleza no puede obtenerse de mejor manera que con un noble y afectivo animal como el caballo criollo, reconocido en el mundo por su elegante porte, su manso pero enérgico carácter y su fuerza y resistencia. Excursiones de varias horas o de varios días pueden ser contratadas, donde el mate y el paisaje son parte integral del paseo, llevado a buen término por el experimentado y amable guía, un simpático gaucho conocedor del lugar. Una práctica recreación de los días de antaño en los que el automóvil no era más que un lujo de las calles de las capitales…

Turismo minero

Más de una vez habrás deseado que la tierra se abriera y te tragara…ésta es la oportunidad de saber que se siente. Santa Bárbara nos bendice a la entrada de la bocamina, donde ya equipados con cascos, botas, linternas y overall de mineros comenzamos la aventura. Sólo trasponer la pantalla de oscuridad de los primeros metros es sentirse como un protagonista de “Viaje al centro de la Tierra” del genial Verne…La sensación es indescriptible, la curiosidad insaciable, y a medida que ganamos confianza descendemos más y más por pasadizos y túneles llenos de viejas indicaciones y bloqueos que salvamos por medio del descenso a rappel.

El equipo abandonado nos contempla cual celoso fantasma al que profanamos su tumba. Los simpáticos guías son mineros que han cambiado el martillo neumático por la palabra y el humor, relatándonos historias y anécdotas curiosas como la del “Tres pies”. Son 96 km de túneles y galerías y más de 500 metros de profundidad los que componen la mina más grande de Sudamérica, pero nosotros sólo recorreremos una pequeña parte de ella, o deberíamos quedarnos por lo menos un año.

Pero no por falta de tiempo será menos asombroso el recorrido: pisos inundados, cráteres dejados por las cargas explosivas y el infaltable paseo en balsa por un río subterráneo. No olvides tu cámara con película y pilas nuevas!

Avistaje de ballenas

Es el mamífero más grande del planeta. Está en extinción. Muchos no saben más que eso acerca de las ballenas, y estando en su hábitat uno no puede más que querer acercarse a ellas, porque su misticismo y lo que ellas provocaron en los antiguos habitantes no cambió, su fascinación sigue siendo la misma y aún más fuerte. Ahora es posible casi tocarlas, ver su comportamiento tan de cerca que uno nota los detalles de su piel, sus suaves movimientos, a pesar de su tamaño y peso, tan delicados como los de una bailarina clásica.

Comments are closed.